EL ALZHEIMER

La enfermedad de Alzheimer (EA) es un trastorno neurodegenerativo crónico y progresivo que se caracteriza por un deterioro cognitivo y por cambios neueropsiquiátricos y conductuales que dan lugar a una alteración de las actividades sociales y cotidianas.

alzheimer

Prevalencia

  • Es la causa más frecuente de demencia y afecta aproximadamente a 24 millones de personas en todo el mundo.
  • En la actualidad, se estima que la prevalencia global es del 6.1% en las personas de 65 años o mayores.
  • Se prevé que se duplique aproximadamente cada dos décadas y es más frecuente en las mujeres.

Etiología y factores de riesgo

No se conoce con exactitud la causa fundamental de la EA; sin embargo, se piensa que puede deberse a una combinación de distintos factores de riesgo:

  • Edad: Puede afectar a personas menores de 65 años pero el riesto se duplica a partir de los 65.
  • Antecedentes familiares: El riesgo es más alto entre los parientes más cercanos y en aquellos que han desarrollado la enfermedad durante varias generaciones.
  • Traumatismos craneo-encefálicos: Personas con traumatismos craneoencefálicos y cervicales graves.
  • Otras enfermedades: Diabetes, hipertensión o depresión.
  • Modo de vida: Obesidad, Tabaquismo, Inactividad física o intelectual.

Detección

Es importante realizar un diagnóstico precoz de la demencia porque ello supone:

  • El acceso inmediato a la información
  • El asesoramiento y apoyo inmediatos
  • El diseño de una estrategia de intevención eficaz
  • La atención sanitaria desde el diagnóstico hasta el final de la vida

Tratamiento no farmacológico

  • Tratamiento dirigido a la actividad motora
  • Psicoterapia conductual
  • Procurar un entorno tranquilo
  • Evitar los factores estresantes como el ruido, el deslumbramiento, los espacios inseguros y la distracción de fondo
  • Solicitar asistendia domiciliaria y para el cuidado personal
  • Apoyo y servicios sociales como los servicios de comida a domicilio, los centros de día, los servicios de descanso para cuidadores y las residencias de ancianos
  • Actividad física
  • Tratar las afecciones subyacentes como el dolor, las infecciones, etc.
  • Cambios en el entorno habitual como disponer de asientos adecuados, zonas de paseo seguras y letreros
  • Fomentar las actividades conlas que disfrutan como dar un paseo o escuchar música
  • Otros tratamientos posibles son le masaje, la aromaterapia, la neurotrasmisión eléctrica transcutánea (TENS)

Fuente: Lab. Sandoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>