PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

  1. Preguntas sobre bacterias, virus y antibióticos

¿Qué son las bacterias y los virus?

Las bacterias son organismos unicelulares que por lo general se encuentran dentro y fuera de todo nuestro cuerpo, excepto en la sangre y en el líquido cefalorraquídeo. Muchas bacterias no son perjudiciales. De hecho, algunas son realmente beneficiosas. Sin embargo, hay bacterias que causan enfermedades, como la infección estreptocócica de la garganta y algunas infecciones del oído. Los virus son incluso más pequeños que las bacterias. No pueden sobrevivir fuera de las células del cuerpo y causan enfermedades al invadir células sanas y reproducirse.

¿Qué tipos de infecciones causan los virus y NO deberían tratarse con antibióticos?

Las infecciones virales que NO deben tratarse con antibióticos incluyen:

  • Resfriados.
  • Influenza (gripe).
  • La mayoría de las toses y bronquitis.
  • Los dolores de garganta (excepto aquellos que son causados por una infección estreptocócica de la garganta).
  • Algunas infecciones del oído.

¿Qué es un antibiótico?

Los antibióticos, también llamados medicamentos antimicrobianos, son medicamentos que combaten las infecciones causadas por las bacterias. Alexander Fleming descubrió el primer antibiótico, la penicilina, en 1928. Después de que los antibióticos se usaron por primera vez en la década de 1940, transformaron la atención médica y redujeron dramáticamente las enfermedades y las muertes por enfermedades infecciosas. Originalmente, el término “antibiótico” se refería a un compuesto natural producido por un hongo u otro microorganismo que destruye las bacterias que causan enfermedades en los seres humanos o los animales. Algunos antibióticos pueden ser compuestos sintéticos (no producidos por microorganismos) que también pueden destruir o inhibir el crecimiento de microbios. Técnicamente, el término “agente antimicrobiano” se refiere tanto a los compuestos naturales como sintéticos. Sin embargo, muchas personas usan la palabra “antibiótico” para referirse a ambos. Aunque los antibióticos tienen muchos efectos beneficiosos, su uso ha contribuido al problema de la resistencia a los antibióticos.

  1. Preguntas sobre la resistencia a los antibióticos

resistencias a los antibioticos¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos es la capacidad de las bacterias o de otros microbios de resistir los efectos de un antibiótico. La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias sufren ciertas transformaciones que reducen o eliminan la eficacia de los medicamentos, las sustancias químicas u otros agentes producidos para curar o prevenir las infecciones. Las bacterias sobreviven y siguen multiplicándose, y causando más daño.

¿Por qué debe preocuparme la resistencia a los antibióticos?antibioticoLa resistencia a los antibióticos ha sido llamada uno de los problemas de salud pública más apremiantes en el mundo. 

Casi todos los tipos de bacterias se han vuelto más fuertes y menos sensibles al tratamiento con antibióticos cuando este de verdad se necesita. Estas bacterias resistentes a los antibióticos pueden propagarse rápidamente entre los miembros de una familia, los compañeros de la escuela y el trabajo, y amenazan a la comunidad con enfermedades infecciosas causadas por nuevas cepas, que son más difíciles de curar y más costosas de tratar. La resistencia a los antibióticos puede poner en gran peligro y causar gran sufrimiento a los niños y adultos que tienen infecciones comunes, que solían ser fácilmente tratables con antibióticos. Los microbios se pueden volver resistentes a ciertos medicamentos. Una idea equivocada común es pensar que el cuerpo de una persona es el que se vuelve resistente a ciertos medicamentos. Sin embargo, son los microbios, no las personas, los que se vuelven resistentes a los medicamentos. Si un microbio es resistente a muchos medicamentos, se puede hacer difícil o incluso imposible tratar las infecciones que causa. Alguien que tenga una infección resistente a un medicamento determinado puede transmitir esa infección resistente a otra persona. De esta manera, una enfermedad que es difícil de tratar se puede transmitir de persona a persona. En algunos casos, esa enfermedad puede causar una discapacidad grave o incluso la muerte.

¿Por qué las bacterias se están volviendo resistentes a los antibióticos?

El uso de antibióticos promueve la aparición de bacterias resistentes a esos medicamentos. Cada vez que una persona toma antibióticos, se eliminan las bacterias sensibles, pero pueden quedar vivas las resistentes que crecen y se multiplican. El uso reiterado e incorrecto de los antibióticos es la causa principal del aumento de las bacterias resistentes a los medicamentos. Sin bien los antibióticos se deben usar para tratar las infecciones bacterianas, no son eficaces contra las infecciones virales como el resfriado común, la mayoría de los dolores de garganta y la influenza. El uso generalizado de los antibióticos promueve la propagación de la resistencia a estos medicamentos. El uso correcto de los antibióticos es la clave para controlar la propagación de la resistencia.

Los antibióticos eliminan las bacterias, pero no los virus.

¿Cómo las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias sufren ciertas transformaciones que reducen o eliminan la eficacia de los medicamentos, las sustancias químicas u otros agentes producidos para curar o prevenir las infecciones. Las bacterias sobreviven y siguen multiplicándose, y causando más daño. Las bacterias pueden hacer esto a través de varios mecanismos. Algunas bacterias desarrollan la capacidad de neutralizar el antibiótico antes de que pueda dañarlas; otras pueden sacar el antibiótico de sus células rápidamente y otras pueden cambiar el sitio que ataca el antibiótico para que no afecte la función de las bacterias. Los antibióticos eliminan o inhiben el crecimiento de las bacterias sensibles. Algunas veces, una de las bacterias sobrevive porque tiene la capacidad de neutralizar el efecto del antibiótico o escaparse de él. Esa bacteria después puede multiplicarse y reemplazar a todas las bacterias que fueron destruidas. Por lo tanto, la exposición a los antibióticos provee un proceso de selección que hace más probable que las bacterias que sobreviven se vuelvan resistentes. Además, las bacterias que en algún momento fueron sensibles a un antibiótico pueden adquirir resistencia a través de la mutación de su material genético o de la adquisición de fragmentos del ADN de otras bacterias que codifican las propiedades de resistencia. El ADN que codifica la resistencia puede agruparse en un solo paquete que se puede transferir fácilmente. Esto significa que las bacterias se pueden volver resistentes a muchos agentes antimicrobianos debido a la transferencia de un fragmento de ADN.

¿Cómo puedo prevenir las infecciones resistentes a los antibióticos?  

Solo use antibióticos cuando es probable que sean beneficiosos.

Al visitar este sitio web, usted está dando el primer paso para reducir el riesgo de contraer infecciones resistentes a los antibióticos. Es importante entender que, aunque son medicamentos muy útiles, los antibióticos producidos para combatir las infecciones bacterianas no sirven para las infecciones virales como el resfriado, la tos o la influenza. Algunos consejos útiles para recordar son:

  1. Hable con su farmacéutico sobre la resistencia a los antibióticos:
  • Pregunte si es probable que un antibiótico sea beneficioso para tratar su enfermedad.
  • Pregunte qué otra cosa puede hacer para sentirse mejor pronto.
  1. No tome un antibiótico para una infección viral como el resfriado o la influenza.
  2. No guarde algo del antibiótico para tomarlo la próxima vez que se enferme. Deseche lo que sobre del medicamento una vez que haya completado el tratamiento que se le recetó.
  3. Tome el antibiótico exactamente como se lo indique el médico. No se salte dosis. Termine el tratamiento que se le recetó aun cuando se esté sintiendo mejor. Si interrumpe el tratamiento antes de tiempo, algunas bacterias pueden sobrevivir y volver a infectarlo.
  4. No tome un antibiótico que le hayan recetado a otra persona. Puede que ese antibiótico no sea adecuado para tratar su enfermedad. Tomar el medicamento equivocado puede retrasar el inicio del tratamiento correcto y facilitar la multiplicación de las bacterias.
  5. Si su médico determina que usted no tiene una infección bacteriana, pregúntele cómo puede ayudarlo a aliviar los síntomas. No presione a su médico para que le recete un antibiótico.

Fuente: CDC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>