¿QUÉ ES EL HERPES LABIAL?

El herpes labial

El herpes labial, conocido médicamente como herpes labialis y comunmente como calentura, es muy común y fácil de reconocer, porque a menudo aparece en forma de pequeñas ampollas en los labios y en la boca.

El herpes Labial es una infección que puede afectar a la persona tanto fisicamente como emocionalmente. La clave está en controlar los efectos desencadenantes (triggers).

Surge como respuesta a una infección vírica. Suele ser incómodo y hace que la gente se sienta muy pendiente de sí misma.

avances+para+el+tratamiento+del+herpes+labial

Causas del herpes labial

¿Por qué he contraído el herpes labial?

virus

El herpes labial es una infección causada por un tipo de virus herpes simplex. Existen dos tipos de virus: el VHS-1, que normalmente provoca herpes labiales, y el VHS-2, asociado frecuentemente con el herpes genital. Estos dos desagradables virus merodean por el sistema inmunitario hasta que bajan las defensas, o sucede algo que desencadena un ataque.

El herpes labial se extiende por contacto directo con las úlceras o la saliva de una persona que lo padece. El contagio suele suceder cuando nos besa alguien que probablemente todavía no sabe que lo tiene.

Aproximadamente el 70-80% de las personas tienen el virus, pero sólo en torno a la tercera parte desarrollan herpes labial.

La mayoría de nosotros contraemos el virus durante la infancia, sin ningún signo salvo algo de fiebre o una úlcera en la boca. Después, durante años puede que no suceda nada hasta que un día, de repente, aparece un herpes labial.

 

Cómo curar el herpes labial

Algunas personas sólo tienen herpes labial una vez en su vida. Otras pueden sufrirlo varias veces en la vida.

Lamentablemente ¡no existe una cura!. Cuando se ha contraído el virus, queda latente. Pero nosotros te podemos ayudar en el tratamiento del herpes labial.

 Síntomas del herpes labial

El primer signo de un herpes labial suele ser una sensación de cosquilleo o quemazón en el lugar en que está a punto de aparecer la lesión.

También es común sentir bastante picor en la zona. Esta sensación de picor y cosquilleo suele durar entre unas horas y 1 día.

Examina bien la zona del cosquilleo, y descubrirás un ligero enrojecimiento y tal vez un área ligeramente elevada.

La piel sobre la zona del herpes labial pasa a sentirse como unpoco hinchada, mientras se forma una ampolla. Una vez que la ampolla emerge en la superficie, se seca poco a poco hasta formar una costra, la piel sigue sanando y recupera su aspecto normal.

¿Cómo se desarrolla el herpes labial?

Después de la primera infección, y tras el desarrollo de los anticuerpos contra el virus VHS-1, éste no es eliminado del cuerpo, quedándose en lugar inaccesible para el sistema inmunitario. Por este motivo, puede reactivarse por la acción de algún factor. Estas reactivaciones recurrentes del virus del herpes labial varían en cada persona, espacio de tiempo y síntomas.

Contagio del herpes labial

¿Cómo se contagia el herpes labial?

La mayoría de nosotros contraemos el virus durante la infancia, sin ningún signo salvo algo de fiebre o una úlcera en la boca. Después, durante años puede que no suceda nada hasta que un día, de repente, aparece un herpes labial.

Después de la primera infección, y tras el desarrollo de los anticuerpos contra el virus VHS-1, éste no es eliminado del cuerpo, quedándose en lugar inaccesible para el sistema inmunitario. Por este motivo, puede reactivarse por la acción de algún factor. Estas reactivaciones recurrentes del virus del herpes labial varían en cada persona, espacio de tiempo y síntomas.

Mitos vs Hechos del Herpes Labial

Probablemente hayas escuchado muchas cosas sobre el herpes labial, cómo la típica explicación de tus amigos “es la enfermedad del beso… o algo así… desaparece solo, no te preocupes”. Algunas cosas son verdad, otras no. A continuación puedes encontrar una lista de mitos y hechos sobre el herpes labial:

Mitos

El herpes labial es lo mismo que el herpes genital. Falso. El herpes labial es causado generalmente por el virus VHS-1. El herpes genital es causado generalmente por el herpes simple tipo 2, VHS-2 . Tener uno, no significa que tengas ambos.

El herpes labial sólo ocurre en la boca. Falso. Aunque usualmente suelen aparecer en tus labios, el herpes puede aparecer en otras partes como en tu nariz, y en rara ocasiones en tus dedos.

Si no presento ninguno de los síntomas, entonces no tengo herpes labial. Falso. La única forma de estar seguro, es consultando a tu médico.

Los síntomas del herpes labial son los mismos para todos. Falso. A algunas personas les aparecen ampollas muy grandes, mientras que otro presentan pequeñas protuberancias rojas.

Una vez contagiado, las erupciones son inevitables. Falso. Diversos factores como estrés, cansancio acumulado, y exposición prolongada al sol, pueden provocar un brote. Puedes tratar el herpes. Nunca es tarde para tratar el herpes labial.

Hechos

El Herpes Labial es una afección molesta y frecuente que afecta a la persona tanto física como emocionalmente

9 de cada 10 personas han sido expuestas al virus del herpes en algún momento de su vida y la mayoría de los adultos son portadores del virus.

Alrededor de 1 de cada 3 adultos presentará un episodio de herpes labial en algún momento de su vida.

Algunas personas sienten hormigueo, picor y dolor durante un episodio de herpes labial.

Si no es tratado, el herpes labial puede resultar anti-estético y doloroso durante 10-14 días.

La primera infección normalmente ocurre en la primera década de vida como resultado de un contacto físico con familiares o amigos.

Muchos no sabrán que están infectados debido a puede ser asintomática o tener síntomas no-específicos que se resuelve en 10-14 días.

No existe cura para el virus del herpes labial HSV-1. Pero hay cremas que alivian los síntomas del herpes labial.

Efectos desencadenantes del herpes labial

Un buen bronceado, un herpes labial
La luz solar intensa o la luz ultravioleta (UV) puede desencadenar herpes labiales. Parece que ni siquiera los más expertos pueden explicar realmente el motivo, pero los labios están expuestos y tienen una protección cutánea relativamente fina, así que la próxima vez que tomes el sol, adopta precauciones especiales.

Protección contra el mal tiempo
El invierno puede ser el peor momento del año para los herpes labiales, lo cual probablemente tiene que ver con el frío. Protéjete bien, y procura evitar que el aire te dé en los labios o en zonas que sean propensas a un ataque.

Fiesta sí, fiesta no
No es por aguar la fiesta, pero cuanto menos duermas, mayor será la posibilidad de que el virus del herpes labial haga su aparición. La falta de sueño afecta al sistema inmunitario.

¿Un resfriado? Pues también un herpes labial
Resulta bastante evidente que si se contrae un resfriado, la gripe u otra infección, se da la situación perfecta para que el desagradable virus del herpes labial aparezca con toda su fealdad. Al parecer, si se tiene un eccema se sufrirá de herpes labiales con más frecuencia.

El período, qué dolor
¿Lo adivinas? El virus del herpes labial puede entrar en acción en torno a la fecha del período de cada mes. Así que tienes que estar preparada para ello.

Cuídate los labios

Si te aprietas los labios o los humedeces constantemente, o éstos sufren quemaduras o golpes, ¿te has dado cuenta de lo que les puede suceder? Las lesiones afectan al sistema inmunitario y allí, al acecho, aparece un herpes labial.

Embarazo

El embarazo es como un semáforo en verde para el herpes labial. Aunque te sientas maravillosamente bien o terriblemente mal, todos los cambios y tensiones que acompañan a la gestación sirven de puerta de entrada para el virus del herpes labial.

Consejos prácticos Herpes Labial

  • Comer bien
    Deshazte de la comida basura y toma alimentos sanos. Sigue una dieta variada y equilibrada, rica en frutas y verduras frescas.
  • Tener cuidado en vacaciones
    Ponte crema solar y bálsamo protector de labios (para humidificarlos y resguardarlos contra la radiación U.V.) cuando vayas a la playa o a las pistas de esquí.
  • Mantener la higiene corporal
    Lávate la cara dos veces al día con un jabón suave, y lávate bien las manos después de tocar o tratar un herpes labial.
  • Actuar con precaución
    Cuando te estés lavando la cara o te apliques maquillaje, procura no extender la infección de los labios a los ojos, y actúa con cuidado si utilizas lentes de contacto. No limpies jamás tus lentillas con saliva.
  • Dormir bien
    No dudes en echarte un sueño cuando puedas, ya que fortalece el sistema inmunitario.
  • No dejar de hacer una vida normal
    Aunque el herpes labial puede ser doloroso, no duran siempre y, desde luego, no son graves.
  • Cubrirse
    Las barras cosméticas para disimular imperfecciones (idealmente con un protector solar) son muy eficaces. Pero recuerda que si utilizas alguna, no debes compartirla ni volverla a usar una vez que el herpes labial haya desaparecido.
  • Pedir consejos
    Siempre es aconsejable consultar con el farmacéutico antes de aplicarse un producto sobre el herpes labial, ya que a veces podría empeorar las cosas.
  • Cuidarse los labios
    Cualquier tipo de daño que puedan sufrir los labios los hace más vulnerables a un herpes labial.
  • Evitar el aire frío
    Tápate bien; el viento frío también puede dañar los labios o la cara, lo que facilita que el herpes labial se aproveche de la situación.
  • Compartir
    No debes compartir artículos como toallas, gafas o platos. Todos ellos pueden difundir el virus por el contacto con la saliva.
  • Dar besos
    Besar a los demás está fuera de lugar, por la alta probabilidad de contagiar el virus. Ten especial cuidado con las personas enfermas, embarazadas o que padezcan un eccema.
  • Asumir riesgos innecesarios
    Ten cuidado cuando practiques el sexo; si besas a tu pareja, podrías contagiarle el herpes labial. En cuanto al sexo oral, no lo practiques. Si el herpes labial no se hubiera curado por completo, podrías contagiar a tu pareja un herpes genital.

Fuente: Lab. Novartis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>